¿POR QUÉ NO SE TRABAJA EL 1 DE MAYO?

1demayo_trabajo.jpg

El 1º de mayo, conocido como “el día del trabajador”, en realidad se denomina: “Día Internacional de los  trabajadores y sus derechos sociales”. Según indican las estadísticas es el único día que no se trabaja en más de 150 países del mundo.

El siglo XX fue atravesado por las luchas de los trabajadores y trabajadoras para la plena conquista de sus derechos. Hace 125 años, en EEUU, los obreros pagaron con pena de muerte en la horca por reclamar la jornada laboral de 8 horas. La civilización imperante por entonces, no tuvo otra respuesta que la de asesinar a los que luchaban por una sociedad justa

En nuestro país se recuerdan muchos días primero de mayo, de combate cuerpo a cuerpo contra la injustica, como también otros en los que la dignidad de la clase obrera se redimía en  Plaza de Mayo.

Se batalló por la jornada laboral, por el salario justo, por las vacaciones pagas, por la jubilación digna, por las condiciones del trabajo, por la participación de los trabajadores en el destino de la nación, por voz y  voto en los parlamentos.  Miles de trabajadores dieron su vida por esos derechos. Nuestros compañeros detenidos–desaparecidos, durante la última dictadura, fueron en su inmensa mayoría delegados obreros, sindicalistas, activistas defensores de los derechos sociales. No nos sería muy difícil hurgar en la historia, hasta de nuestras propias familias, para encontrar un abuelo, llegado en una de las tantas oleadas inmigratorias, escapado de su tierra natal por militar ideales libertarios, o llegado de los quebrachales y obrajes de lo profundo de los bosques y selvas de nuestro país. 
 
Quizá, alguno de nosotros tuvo un padre perseguido en los años sesenta cuando, proscripta la voluntad mayoritaria del pueblo, ésta sólo se expresaba en la protesta callejera junto al sentido común y solidario de los trabajadores organizados. Otros, más recientemente en la historia, podrán recordar a compañeros de trabajo o algunos delegados obreros de sus primeros empleos que aún hoy se encuentran en condición de desaparecidos. Muchos de nosotros, aunque nos cueste precisar aquellos rostros, mantenemos intactos los timbres de aquellas vocesy la sonoridad de sus punzantes verbos.

A riesgo de caer en lugares ya transitados por todo tipo de discursos, no nos es impropio valorar que detrás de un simple telegrama o carta documento con que se reclama desde nuestro sindicato un derecho transgredido, hay una vieja historia de sacrificios, de penurias, de olvidos y hasta de muerte.

Quien, libremente,obliga a trabajar por afuera de los convenios, a violar las normas de la seguridad social (aportes a cargas sociales y sindicales, jubilaciones, vacaciones pagas, entre otros) también está violando una parte de la historia, no sólo de nuestro pueblo, sino de la Humanidad toda.

Durante 30 años se aquerenció la funesta idea de que nada estaba por encima del interés particular de las personas. Por ende, nada podría gozar de una consideración superior que no sea de la que se obtienen beneficios dinerarios. “Todo lo que se oponga al resguardo de los bienes y de la renta esta fuera de consideración y si es posible se lo declarará ilegal” (Martinez de Hoz, mensaje junio 1976),Éste fue el fundamento ideológico del  neoliberalismo,  de las grandes corporaciones en contra de los derechos y patrimonios del pueblo e intereses de los trabajadores.Reclamar por las incumbencias del conjunto, fue siempre para el establishment, un emprendimiento mal tratado, con intención clara de ilegalizarlo, perseguirlo, silenciarlo y ningunearlo.  
 
La primera década del siglo XXI desenmascaró la acción de algunos que siempre, gozando del prestigio que le otorgaron los poderosos, quisieron construir un modelo donde lo de todos y para todos, fuera lo de pocos y para cada vez menos. Arturo Jauretche decía que:“falseando la historia, silenciando las luchas populares, nos quieren convertir en un pueblo sin conciencia, sin pasado y sin destino”.  
 
El 1º de mayo es un patrimonio de la Humanidad que no estamos dispuestos a olvidar, porque representa el homenaje mas veraz a todos los que jamás interpusieron su interés y conveniencia si no era para todos y todas.Por todo esto, el día 1º de Mayo no se trabaja.